martes, 21 de diciembre de 2010

HOMENAJE A MIGUEL HERNÁNDEZ / UN POEMA PARA EL INVIERNO

.
Como veis, Miguel Hernández nos da para mucho.


INVIERNO – puro

(DICIEMBRE)

Ya verdeció en el surco el pan temprano,
que el labrador sembró sobre Castilla
con un vuelo gracioso de su mano.

Su condición de débil y amarilla
ya suele revelar el pan tardío,
el perfil superado de la arcilla.

Tienta a lluvias el campo al tiempo umbrío,
que en la tentación cae copiosamente
doloroso y cruel de puro frío.

¡Oh, qué puro dolor para mi frente,
harta ¡tanto! del fuego sanjuanero
que me hacía pecar a lo frecuente!

Frío, fríos, refríos fríos quiero:
dolor, helor, temblor, ¡ay! solicito:
temblar, cuerda templada por enero,

mano de Dios… Santelmo, oye mi grito;
a ti, patrón del aire, te lo cuento:
viento que mandes, viento que te admito.

¡Ay, promotor del estremecimiento!:
¡Ay viento – viento de por la mañana,
viento de por la tarde!: ¡ay viento –viento!

Me da el viento, Señor, me da una gana
el viento de volar, de hacerme ave
de lo más viva, de lo más lejana…

Me toma un viento lento, un viento suave,
y ¡ay! me deja en el sitio en que me toma
por demasiado pecador y grave.

Ya el castillo del árbol se desploma
poco a poco, hoja a hoja, nido a nido,
y el esqueleto vegetal asoma.

¡Qué mondez! Lo engañoso derretido,
ya triunfa la verdad, vástago eterno,
la savia muerta y el vigor caído.

A la hoja mujeril, varón invierno
persuadió a descender de su eminencia
con un aire insistente y boquitierno…

Opuso aquélla alguna resistencia,
pero, mujer al fin, cayó en el vuelo
de una serena luz sin competencia.

Anda el alma en un hilo de desvelo
por esta luz vacante en tanta hora,
pasturando cometa, frío y cielo.

Miguel Hernández

Para que sigáis conociendo a este poeta, y dentro de nuestras jornadas henandianas, hoy os ofrecemos un enlace que os permite una visita virtual a la exposición "Miguel Hernández. La sombra vencida. 1910-2010". No os la perdáis.
.
.