jueves, 1 de marzo de 2012

LOS MESES DEL AÑO EN EL CINE (III): MARZO

Empecemos por un estreno.
George Clooney ha dirigido y acaba de estrenar Los idus de Marzo. Los idus de marzo es una de esas efemérides que casi todo el mundo conoce. Julio César, que tenía el poder absoluto de una República moribunda, fue asesinado ese día, el 15 de marzo en nuestro calendario, por un grupo de senadores en nombre de la libertad. La realidad, como siempre, era menos heroica. Fue asesinado porque esos senadores eran conscientes de que habían perdido el control directo del poder que habían detentado durante más de cinco siglos. No sirvió de mucho; el hijo adoptivo de Julio César, Octavio, se encargaría de concluir la labor de su padre.

Tenemos aquí el trailer de George Clooney. El tema es la política americana. El reflejo de la democracia que tenemos todos nosotros para bien o para mal.




Por supuesto, de Julio César hay versiones para estar aquí hasta el próximo año, al menos. Como diría el Bruto y el Casio de Shakespeare: "en cuántas lenguas diferentes nos verán las generaciones futuras". En muchas, sin duda. Yo tengo mis versiones preferidas, claro. La de Roma, la serie, es muy realista.



En la de Mankiewicz, lo mejor no es la muerte de César, sino el discurso de Marco Antonio y el de Bruto escritos por ese gran guionista que fue Shakespeare.





video

Por si hay algún interés en verlo, están los dos discursos y la muerte de Julio César en el blog educativo de Clásicas.

JULIO CÉSAR

Los hermanos Taviani, unos jovenzuelos que cumplen 80 años, han ganado el Oso de Oro del festival de Berlín con una película casi experimental: César debe morir. La representación de la obra de Shakespeare por parte de los presos de una cárcel romana les sirve para ir mucho más allá. Es el tema de Julio César, pero es también la vida de unas personas sin libertad.




Pero en marzo han pasado otras muchas cosas, lamentablemente.
Marzo no sólo es César... Hay más muertos, más asesinatos que recordar.
El 8 de marzo se celebra el día de la mujer trabajadora. Fueron asesinadas, allá a principios del siglo pasad0, unas mujeres que protestaban por sus derechos. No recuerdo ninguna película sobre estos hechos. Habría que hacerla...

Sobre el 11M hay muchos documentales y cortometrajes desde ideologías opuestas. Unos se centran en la manipulación política del PP esos cuatro días y en mostrar la tensión que fue creciendo día a día. Otros defienden la teoría conspirativa. Algunos dan voz a las víctimas, simplemente, sin mucho éxito y resultados mediocres.
Demasiado cercano. Y demasiado politizado para que podamos tener buenas películas. Tal vez tengan que pasar algunos años...

Otros sucesos luctuosos ocurrieron el 3 de marzo de 1976 durante la transición.
Nadie los ha juzgado ni los juzgará. Fraga ha muerto sin pedir disculpas por ello.

El documental completo está aquí.




Y el final, con la canción de Luis Llach.



No olvidemos nunca. No los olvidemos nunca... a todos los que murieron cuando las flores comenzaban a abrirse...

La primavera ya está aquí. Rohmer le dedicó uno de sus cuentos: Cuento de primavera.

Aunque la estación preferida de Rohmer es el verano, como veremos en julio, la primavera no le va a la zaga. Si su tema preferido es el amor y todas sus manifestaciones, no podía ser de otra manera...



Delicioso y encantador como siempre en Rohmer.



Quizá hablan demasiado de filosofía, pero siempre agrada Rohmer.

Hay un capítulo, el final de una serie de televisión de los años 90 -serie que a mí me dejó una profunda huella-, My so-called life, cuya protagonista era Claire Danes. Es un homenaje a Cyrano de Bergerac. El guapo, Jordan, no sabe cómo pedir perdón a la chica y pide ayuda al feo e inteligente Brian, -no es tan feo, pero bueno- también enamorado de la protanista, para que le ayude a escribir una carta. Ella descubre que la carta la escribió Brian y no el guapo Jordan. ¿Ella se enamora de lo que decía la carta o del chico guapo por el que ha estado obsesionada toda la serie? Todo queda abierto y ambiguo... en este dulce final primaveral a lo Cyrano.




En fin, disfrutemos del mes. Y que las flores y los amores nos den tregua a todos los que tenemos alergia... a ambos.