lunes, 2 de enero de 2012

LOS MESES DEL AÑO EN EL CINE: (I) ENERO

El año pasado comenzamos cada mes con su correspondiente composición de Tchaikovsky de la obra Las estaciones; este año, vamos a celebrar cada mes con cine, gracias a nuestro compañero Santiago Martín Solera. Ahi va la primera entrega.






Enero es el mes de Jano, el dios de las dos caras.



Con una, mira al año que termina; con la otra, contempla el año que está empezando.




No es casualidad, por tanto, que en las películas que se desarrollan durante el mes de enero o que tengan el mes de enero como punto de partida o en sus escenas más importantes, encontremos dos elementos:







  1. El año nuevo y, por tanto, también el fin del año pasado.




  2. El frío y, muchas veces, la nieve.



Están los que desean para el nuevo año lo que no han tenido en el pasado. Así empieza El diario de Bridget Jones.





video




O los que consiguen al final del metraje un amor el día o la noche de año nuevo: Cuando Harry encontró a Sally.












Han estrenado este 21 de diciembre una película sobre este tema: New Year´s eve.






También los que rompen con el pasado, mandan a freír espárragos a un tipo que no les conviene y deciden comenzar de manera diferente jugando a las cartas con otro mucho mejor: El apartamento de Billy Wilder e I.A.L. Diamond. Ese “¡cállate y juega! -shut up and deal-” final es tan fantástico como el "Nobody is perfect".










doblada al castellano:










O el Manhattan de Woody Allen en un frío día de enero con la música de Georges Gershwin…













También encontramos películas vinculadas a acontecimientos que sucedieron en el mes de enero.




Siete días de enero de Juan Antonio Bardem que narra la matanza de los abogados laboralistas de Atocha o películas cubanas que recuerdan que el 1 de enero de 1959 Cuba entró en una nueva etapa de su historia.




Entre ellas la mejor es una película que gira alrededor de un día aciago para Irlanda, el 30 de enero de 1972, el famoso Bloody Sunday.




Una matanza de ciudadanos civiles por parte del ejército británico que condenó a la población a treinta años de terrorismo y guerra abierta entre el IRA y las fuerzas policiales británicas.




La película de Paul Greengrass es extraordinaria, casi como un documental; tiene una gran fuerza visual y explica con gran claridad qué se hizo, porqué y cómo.











El comienzo en castellano:









Para terminar, no puedo evitar mencionar una película que, aunque se desarrolla durante un día de Navidad, va mucho más allá. Es la última película de John Huston, basada en un magnífico relato corto de otro irlandés James Joyce, Los dublineses. Todo parece normal, una fiesta convencional a la que los protagonistas tienen que ir por razones familiares, pero al final, cuando los dos se marchan, ella escucha una canción y se descubre algo que hay más allá, en el pasado, entre la nieve… Es uno de los finales más hermosos de uno de los más grandes del cine.












El comienzo y el final. La vida y la muerte. Todo lo que hemos sido, lo que somos y lo que seremos.




¡Feliz año nuevo!




Santiago Martín Solera

No hay comentarios: