miércoles, 3 de octubre de 2012

UN POEMA PARA OCTUBRE




SUSPIRO

¡Mi alma, hacia tu frente donde sueña hermana tranquila!
un otoño alfombrado de rojez,
y hacia el errante cielo de tu angélica mirada,
sube, como en un jardín melancólico
un blanco surtidor, fiel, suspira hacia el azul;
hacia el azul enternecido de octubre pálido y puro,
que mira en los grandes estanques su languidez infinita
y, sobre el agua muerta, en que la leonada agonía
de las hojas yerra al viento y vacía un frío surco,
deja arrastrar el amarillo sol de un largo rayo.

Stéphane Mallarmé
Traducción de Juan Ramón Jiménez