sábado, 14 de julio de 2012

IN MEMORIAM: JUAN LUIS GALIARDO



Hace un mes murió Juan Luis Galiardo. No es uno de nuestros grandes actores; interpretó un papel, un estereotipo que supo hacer con profesionalidad: el de caballero español, sarcástico, mujeriego. Llegó a convertirse en una parodia de sí mismo. Interpretó a Don Quijote y a Cervantes. En realidad sólo en dos ocasiones se alejó de ese papel.

En El disputado voto del Sr. Cayo era de uno de esos chicos de partido,el comunista, que intentaban en plena transición convencer al inmenso Paco Rabal que votar era indispensable para su futuro. El Sr. Cayo ya desconfíaba de los partidos mucho antes de que lo hiciéramos todos… Un sabio.

 

 No ha envejecido, el tiempo le ha dado la razón.

 Pero su gran papel fue Familia de Aranoa. Es una película llena de recovecos; una representación en la que la institución familiar se refleja con todas sus contradicciones; un juego entre el espectador y los “actores”. Nada es lo que parece.

 

 Los propios actores acaban asumiendo el papel que el “padre” les ha asignado, aunque se rebelen. La familia como institución es diseccionada con humor e ironía y mucho talento.

 

Y Juan Luis Galiardo está espléndido.

 Requiescat in pace.